10 agosto 2008

UNA ALTERNATIVA PARA COANIQUEM


En un mundo donde incluso la buena voluntad es un negocio, las fundaciones están siendo utilizadas como marcas muy útiles para negocios alternativos. Pero algo que al principio era la novedad, como las clásicas funerarias del Hogar de Cristo, que de más está decir que es totalmente privado ese negocio, el Hogar en sí obtiene un porcentaje de las utilidades de esa empresa, ahora han caído todas en la copia y poca originalidad. Porque actualmente ya existen como 7 funerarias y coronas usando la marca de fundaciones (Las Rosas, Hogar de Cristo, María Ayuda, etc). Bueno, no conozco si todas funcionan de la misma manera que el Hogar de Cristo, pero al final, son negocios, y como todo negocio, debe ser rentable y diferenciable.


El problema de este caso surge cuando se quiere buscar una oportunidad de negocio para Coaniquem, que para empezar no es una fundación pública, sino que es privada y tiene su propio centro de rehabilitación y paga sueldos a todos los que trabajan ahí. Pero igual es sin fines de lucro y debe buscar vías de financiamiento al igual que todas las fundaciones cristianas públicas.
El otro problema es la percepción que posee Coaniquem, esto es, qué ganas tú al ayudar a Coaniquem, porque con el Hogar de Cristo te vas al cielo, al igual que con María Ayuda y varias más. Ayudando a Coaniquem no ayudas a los pobres, ni a los minusválidos, sino que ayudas al que sufrió quemaduras graves (niños en general).
Mientras la mayoría acude a las lágrimas, Coaniquem es más profesionalismo. Al hablar con ejecutivos de Coaniquem ellos mencionaron que por ahí recidía su problema, que necesitaban hacer llorar más, ser más santos, etc.
Mi agencia no lo vió así, decidió aprovechar esa seriedad, profesionalidad y seguridad que entrega Coaniquem para crear un Certificado de Seguridad para los artefactos que se usan a diario en el hogar, y que se cree una nueva línea que sea 100% antiquemaduras.
Al cliente digamos que no le gustó tanto, porque además ellos ya hacen algo parecido, que es certificar productos que algunas marcas ya tienen (como Fensa).

La oportunidad

Pero en medio de nuestra propuesta detecté la verdadera oportunidad para Coaniquem, que sería la creación y desarrollo de Jardines Infantiles de Coaniquem, esto es, gente totalmente capacitada, o sea, párvulas que entregan la seguridad a las madres de que nunca se le agredirá al niño y que tampoco ocurrirá un accidente.
Desde eso podemos extendernos a otras líneas de negocio, como es el servicio de BabySitters (niñeras), Nanas, sirvientas, Mayordomos, etc. Que con un poco de ayuda de la marca de Coaniquem pueden volverse en expertos en evitar accidentes y en tratos con niños.
Aunque no he pensado mucho esta oportunidad, encuentro que puede ser de muy buen recibimiento, y que sería utilizado de una manera totalmente diferenciadora de las demás fundaciones.
Eso, hablamos y no teman en opinar D: